GRAN HERMANO 2023: SONÓ EL TELÉFONO ROJO Y UNA PARTICIPANTE FUE ELIMINADA

Agostina atendió la llamada y fue eliminada, aunque de manera ficticia, de la casa más famosa. ¿Cómo sigue el juego después de esto?

Las sorpresas en Gran Hermano están a la orden del día. Tras la sanción a Rosina Beltrán y el “percance” que sufrió Furia en medio de una prueba , cerca de la medianoche sonó el teléfono rojo en la casa más famosa y Agostina atendió: “Agostina tenés que abandonar la casa ahora”. En shock, la participante se tuvo que ir y no se le permitió tomar sus cosas entre las expresiones de sorpresa de los demás participantes.

Tras despedirse, a puro llanto, fue notificada de la realidad: su “eliminación” no era tal. Minutos antes Santiago del Moro había confirmado que en un inesperado giro de los acontecimientos, desde Gran Hermano habían decidido que la persona que atendiera el teléfono no se despidiera de la casa, y que se dirigiera a un SUM, en el que podría ver y oír, como cualquier televidente, todo lo que sucedía en la casa.

“Le van a vendar los ojos, un productor con pasamontañas no tendrá visión ni diálogo con aquel que atienda. En el SUM habrá comida riquísima, películas y la casa en vivo. Es como asistir a tu velorio”, indicó Santiago del Moro. El llanto de Agostina pasó a ser una sonrisa y no podía creer lo que estaba pasando.

Según los organizadores, la estadía en la habitación es por 24 horas y volverá todo a la normalidad en la gala del miércoles, donde el “expulsado” regresará a la convivencia y podrá participar de la definición del desafío por la casa que también es la prueba del líder de la semana, sin importar que esté clasificado o no (exceptuando a Rosina que está sancionada).

Dentro de la casa, por otro lado, todo era estupor y sorpresa: “Pensé que le iban a decir algo bueno”, “Estoy esperando que otro entre”, “¡Porqué sacarías así a una persona?.

Además

Leave a Comment