CON GUIÑO AL FMI, FERNÁNDEZ Y GOBERNADORES SELLARON CONSENSO FISCAL PARA EL 2022

Veto final a baja de II.BB. acordada con Mauricio Macri, topes que abren puerta a potenciales subas, aliento a impuesto a herencia y pautas para endeudamiento.

Se trata de una puerta abierta a potenciales subas tributarias en las provincias, a criterio de los mandatarios (y sólo en el caso de contar con alícuotas por debajo de esos techos), lo mismo que a la eventual creación de un “impuesto a la herencia” local, que se propicia analizar. Sin embargo, ya un creciente número de Ejecutivos salió a descartar una incursión en ambos sentidos, mientras que desde la Casa Rosada insistieron en que “no promueven aumentos de impuestos”.

Precisamente, el Presidente convocó a los gobernadores a reunirse el 5 de enero con el ministro de Economía, Martín Guzmán, para “explicarles en qué punto estamos en la discusión con el FMI y que todos estemos al tanto de lo que estamos haciendo”. Guzmán participó de la rúbrica, junto con el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro.

“Este acuerdo nos sirve mucho en la discusión que tenemos con el Fondo, porque nos muestra un país que proyecta el futuro en términos fiscales racionales y con el consenso de todos los gobiernos provinciales, así que les agradezco porque nos ayuda mucho a demostrar que estamos trabajando con el acuerdo, con la participación de todos y buscando consensos”, dijo Fernández a los mandatarios.

El Presidente se refirió también al impulso a una potencial aplicación de un impuesto a la Herencia. “Es importante poner en debate buscar la progresividad del sistema recaudatorio y que paguen los que más tienen y dejen de pagar los que menos tienen y, en ese sentido, que en 2022 podamos poner en discusión un impuesto como el de Herencia es muy interesante”, arengó.

Además

Leave a Comment