El Gobierno evalúa otorgar un nuevo bono a jubilados y pensionados ante la aceleración de los precios y la pérdida de poder adquisitivo

El Gabinete económico analizó la iniciativa en medio del complejo escenario para el país por la crisis y la segunda ola de coronavirus.

En abril y mayo ya había otorgado dos bonos de 1.500 pesos cada uno, en procura de “ganarle” a la inflación. Ese pago adicional fue dispuesto por decreto para intentar compensar solo para un grupo de jubilados y pensionados porque en su primer mes de aplicación, el nuevo índice de movilidad dio bastante por debajo de la tasa del Índice de Precios al Consumidor.

Fuentes de la administración de Alberto Fernández insistieron en que el “objetivo” es que quienes perciben la mínima “sean los primeros beneficiados”. Aclararon que no sólo se mira a ese sector, sino también a los asalariados, que también son castigados por la suba de precios. De hecho, esta semana, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, se había referido a los jubilados y aseguró: “La agenda de prioridades no se detiene por la pandemia”.

En ese sentido, destacó que el Presidente “cumplió” porque “recuperó los medicamentos gratuitos” para ese segmento de la población. Desde junio, las jubilaciones tuvieron un incremento del 12,12%, lo que llevó el haber mínimo a poco más de $23 mil. Tras esa suba, el haber previsional mínimo garantizado vigente pasó a $23.064,70, mientras que el máximo, a $155.203,65 y con el último aumento, en el primer semestre del año las jubilaciones habrán aumentado poco más del 21%.

Según la ANSeS, tanto el aumento del primer trimestre del 8,07% como el actual del 12,12% se encuentran por encima de los aumentos que hubiese otorgado la reemplazada ley del Gobierno anterior (7,18% y 10,33%, respectivamente).

Además

Leave a Comment